domingo, octubre 01, 2006

Unidad 4, 5 y 6 del trabajo

DERECHO ADUANERO
Unidad 4: Control
1. Disposiciones generales:
El servicio aduanero ejercerá el control sobre las personas y la mercadería, incluida la que constituye medio de transporte, en cuanto tuvieren relación con el tráfico internacional de mercadería.
Para el cumplimiento de sus funciones de control, el servicio aduanero adoptara las medidas que resultaren más convenientes de acuerdo a las circunstancias, tales como la verificación de la mercadería en cualquier ámbito en que se encontrare, la imposición de sellos y precintos y el establecimiento de custodias.
La entrada y salida de personas al territorio aduanero, así como la importación y exportación de mercadería, deben efectuarse en las horas, por las rutas y por los lugares que se habilitaren al efecto, previa autorización del servicio aduanero.
Cualquiera fuere la zona de que se tratare, los agentes del servicio aduanero y dentro del ámbito de sus respectivas competencias, los de las fuerzas de seguridad y policiales podrán proceder a la identificación y registro de personas y mercadería, incluidos los medios de transporte, cuando mediaren sospechas de la Comisión de algún ilícito aduanero, así como también aprehender, secuestrar o interdictar la mercadería de que se tratare, poniendo la misma a disposición de la autoridad competente dentro de las 48 horas.
Cuando la ilicitud pudiera constituir delito de contrabando, su tentativa o encubrimiento, los agentes del servicio aduanero y los de las fuerzas de seguridad y policiales deberán detener a los responsables cualquiera fuere la zona en que estos se encontraren y darán aviso inmediato a la autoridad judicial competente, poniéndolos a su disposición dentro de las 48 horas. A tales efectos, cuando dichos funcionarios se encontraren en persecución de personas que hubieren cometido tales delitos, podrán allanar y registrar el domicilio, residencia o lugar en que aquellas personas se hubieren introducido, sin necesidad de previa autorización judicial.
2. Ambitos de control
Control en la zona primaria aduanera
En la zona primaria aduanera el ingreso, permanencia, circulación y salida de personas y de mercadería deben efectuarse con la previa autorización y bajo la supervisión del servicio aduanero, el cual determinara los lugares, las horas y los demás requisitos correspondientes.
La autorización y supervisión aduaneras también serán necesarias en esta zona para efectuar trabajos de cualquier índole en o con la mercadería, desde su simple manipuleo hasta su transformación.
En la zona primaria aduanera el servicio aduanero podrá:
a) Detener personas y mercadería, incluidos los medios de transporte, a fin de proceder a su identificación y registro.
asimismo, podrá adoptar todas las medidas pertinentes para lograr la detención de los medios de transporte, en casos debidamente justificados y proceder a su visita e inspección de su carga, en cualquier o lugar en que esta última se encontrare;
b) Allanar y registrar depósitos, locales, oficinas, moradas, residencias, domicilios y cualesquiera otros lugares;
c) Interdictar y secuestrar mercadería, en especial libros, anotaciones, documentos, papeles u otros comprobantes, pero los documentos y papeles privados sólo podrán serlo cuando estén directa o indirectamente vinculados al tráfico internacional de mercadería.

Control en la zona secundaria aduanera
En la zona secundaria aduanera, el servicio aduanero podrá:
a) Detener personas y mercaderías, incluidos los medios de transporte, a fin de proceder a su identificación y registro.
asimismo, podrá adoptar todas las medidas pertinentes para llevar la detención o retención de los medios de transporte en casos debidamente justificados y proceder a su visita e inspección de su carga, en cualquier condición o lugar en que esta última se encontrare.
no obstante, cuando alguna persona se hallare presuntamente incursa en el delito de contrabando, su tentativa o encubrimiento deberá proceder a su detención con comunicación inmediata a la autoridad judicial competente poniéndola a su disposición dentro de las 48 horas.
b) Exigir la exhibición de libros, anotaciones, comprobantes, documentos y papeles comerciales o privados, así como proceder a su examen, en cuyo caso el agente aduanero interviniente dejara constancia en acta de la existencia, individualización y estado de los mismos, e insertara, cuando fuere menester, nota datada en ellos;
c) Interdictar y secuestrar mercadería, en especial libros, anotaciones, documentos, papeles u otros comprobantes, con excepción de los documentos y papeles de carácter estrictamente personal. La mercadería interdicta o secuestrada deberá ser puesta a disposición de la autoridad competente dentro de las 48 horas.
D) Exigir de los importadores o tenedores de mercadería importada la prueba del cumplimiento de las condiciones a que su libramiento hubiera quedado sujeto;
e) Exigir de todo tenedor de mercadería importada con fines comerciales o industriales la prueba de su legítima introducción y tenencia;
f) Fiscalizar los regímenes de identificación de la mercadería importada y exigir de quienes la detentaren con fines comerciales o industriales el cumplimiento de los recaudos establecidos en los mismos.
En la zona secundaria aduanera, el servicio aduanero también podrá, previa autorización judicial, allanar y registrar depósitos, locales, oficinas, moradas, residencias, domicilios y cualesquiera otros lugares, así como incautar documentos, papeles u otros comprobantes cuando estuvieren directa o indirectamente vinculados al tráfico internacional de mercadería.
3. Control en el mar territorial argentino
En el mar territorial argentino, el servicio aduanero, podrá:
a) Siempre que mediare sospecha de haberse configurado un ilícito aduanero, detener personas y mercaderías, incluidos los medios de transporte, a fin de proceder a su identificación y registro.
asimismo, podrá adoptar todas las medidas pertinentes para lograr la detención o retención de los medios de transporte, en casos debidamente justificados. No obstante, cuando alguna persona se hallare presuntamente incursa en el delito de contrabando, su tentativa o encubrimiento deberá proceder a su detención, con comunicación inmediata a la autoridad judicial competente, poniéndola a su disposición dentro de las 48 horas.
b) Exhibir la exhibición de libros, anotaciones, comprobantes, documentos y papeles comerciales o privados, así como proceder a su examen, en cuyo caso el agente aduanero interviniente dejara constancia en acta de la existencia, individualización y estado de los mismos e insertara, cuando fuere menester, nota datada en ellos;
c) Cuando se comprobare, prima facie, la Comisión de algún ilícito aduanero, interdictar y secuestrar mercadería, en especial libros, anotaciones, documentos, papeles u otros comprobantes, con excepción de los documentos y papeles de carácter estrictamente personal. La mercadería interdicta o secuestrada deberá ser puesta a disposición de la autoridad competente dentro de las 48 horas;
D) Establecer áreas dentro de las cuales la permanencia y circulación de personas y mercadería, incluidos los medios de transporte, queda sujeta a autorización previa.
Control en la zona marítima aduanera
El servicio aduanero podrá:
a)Detener personas y mercaderías, incluidos los medios de transporte, a fin de proceder a su identificación y registro. Asimismo, podrá adoptar todas las medidas pertinentes para lograr la detención o retención de los medios de transporte en casos debidamente justificados y podrá proceder a su visita e inspección de sus cargas, en cualquier condición o lugar en que esta última se encontrare. No obstante, cuando alguna persona se hallare presuntamente incursa en el delito de contrabando, su tentativa o encubrimiento deberá proceder a su detención, con comunicación inmediata a la autoridad judicial competente, poniéndola a su disposición dentro de las 48 horas;
b) Exigir la exhibición de libros, anotaciones, comprobantes, documentos y papeles comerciales o privados, así como proceder a su examen en cuyo caso el agente aduanero interviniente dejara constancia en acta de la existencia, individualización y estado de los mismos, e insertara, cuando fuere menester, nota datada en ellos;
c) Interdictar y secuestrar mercadería, en especial libros, anotaciones documentos, papeles u otros comprobantes con excepción de los documentos y papeles de carácter estrictamente personal. La mercadería interdicta o secuestrada deberá ser puesta a disposición de la autoridad competente dentro de las 48 horas;
D) Controlar la circulación y permanencia de personas y mercadería, incluidos los medios de transporte, así como determinar las rutas de ingreso y salida de la zona primaria aduanera y las horas hábiles para transitar por ellas;
e) Someter la circulación de determinada mercadería a regímenes especiales de control;
f) Establecer áreas dentro de las cuales la permanencia y circulación de personas y mercaderías, incluidos los medios de transporte, quedan sujetas a autorización previa.
4. Control en el mar suprayacente al lecho
En las aguas suprayacentes al lecho y subsuelo submarinos sometidos a la soberanía de la Nación, que no pertenecieren al mar territorial argentino, el servicio aduanero, sin perjuicio del derecho de persecución, cuando se tratare de mercadería extraída del lecho y subsuelo mencionados o, en su caso, la introducida en ellos podrá:
a) Detener personas y mercadería, incluidos los medios de transporte, a fin de proceder a su identificación y registro. No obstante, cuando alguna persona se hallare presuntamente incursa en el delito de contrabando, su tentativa o encubrimiento deberá proceder a su detención con comunicación inmediata a la autoridad judicial competente, poniéndola a su disposición dentro de las 48 horas;
b) Interdictar y secuestrar mercaderías, cuando se comprobare, prima facie, la Comisión de algún ilícito aduanero. La mercadería interdicta o secuestrada deberá ser puesta a disposición de la autoridad competente dentro de las 48 horas.
Unidad 5 Disposiciones comunes a la importación y a la exportación
1. Operación de transbordo
El servicio aduanero permitirá que en toda o parte de la mercadería transportada transborde a otro medio de transporte, siempre que se encontrare incluida en la declaración de la carga y no hubiere sido aun descargada.
El transbordo de rancho se admitirá siempre que se efectuare entre dos medios de transporte que dependieren del mismo transportista y tuvieren idéntica nacionalidad.
El transbordo de pacotilla se admitirá siempre que su titular hubiere de desempeñarse como tripulante de otro medio de transporte.
Cuando el transbordo no se hiciere directamente sobre el medio de transporte que habrá de conducirla a destino, la mercadería de que se tratare podrá permanecer en un medio de transporte o lugar intermedio durante el plazo y con los recaudos que fijare la reglamentación, el que no podrá exceder de 90 días.
El transbordo sólo podrá efectuarse previa autorización y bajo control del servicio aduanero, en los lugares y durante los horarios habilitados para ello.
La administración Nacional de aduanas determinara las formalidades y los demás requisitos que deberá contener la solicitud de transbordo incluidos los relativos al modo de descripción de la mercadería.
2. Despacho de Oficio
Mercadería sin titular conocido, sin declarar o en rezago
El servicio aduanero procederá a anunciar la existencia y situación jurídica de la mercadería durante 3 días en el boletín de la repartición aduanera, indicando el número, marca y envase u otras características suficientes para su individualización, cuando:
a) La mercadería hubiere arribado, cierta o presuntamente, al territorio aduanero como consecuencia de naufragio, echazon, accidente u otro siniestro acaecido durante su transporte.
b) No se solicitare, dentro del plazo correspondiente, alguna destinación aduanera definitiva o suspensiva para dicha mercadería,
c) En el depósito o en cualquier otro lugar de la zona primaria aduanera se hallare mercadería respecto de la cual se desconociere su titular.
D) No se solicitare, dentro del plazo correspondiente, una destinación aduanera de exportación, definitiva o suspensiva a la restitución a plaza, según correspondiere, de la mercadería sometida al régimen de depósito provisorio de exportación.
e) No se solicitare, dentro del plazo correspondiente, alguna destinación aduanera para la mercadería que, en carácter de equipaje no acompañado, hubiere ingresado a deposito.
f) No se solicitare, dentro del plazo correspondiente, alguna destinación aduanera para la mercadería que, hallándose sometida al régimen de franquicia diplomática, hubiere ingresado a depósito provisorio.
Dentro del plazo de 60 días corridos, contado desde la última de las publicaciones, se permitirá al interesado, previa acreditación de su derecho a disponer de la mercadería, solicitar alguna de las destinaciones autorizadas, sin perjuicio del pago de las multas
Mercadería que hubiere sido objeto de comiso o abandono
Cuando la mercadería pasare a ser de propiedad del Estado Nacional, en virtud de comiso o abandono, el servicio aduanero dispondrá su venta, previa verificación, clasificación y valoración de la misma, no admitiéndose, luego, diferente destinación que la definitiva que se fijare en le acto que ordenare la venta correspondiente.
La venta se efectuara en pública subasta o por oferta bajo sobre cerrado, salvo que, mediando causas fundadas que lo justificaren, la administración Nacional de aduanas:
a) Dispusiere otros modos de venta, en la forma y condiciones que estableciere la reglamentación;
b) La vendiere en forma directa a alguna provincia, municipio a un ente descentralizado nacional, provincial o municipal o a una entidad de beneficencia con personería jurídica otorgada. En los supuestos previstos en éste inciso, el precio de venta consistirá en el valor de base que correspondiere para el caso de subasta u oferta sobre cerrado, con más un 10 %.
El adquirente en al venta está exento del pago de los tributos que gravaren la importación o la exportación para consumo, según cual fuere la destinación que correspondiere a las condiciones de la venta, con excepción de aquellos impuestos cuya recaudación no fuere de competencia del servicio aduanero, aun cuando se le hubiere delegado su percepción.

La administración Nacional de aduanas, por resolución fundada, podrá ordenar la destrucción de la mercadería comisada o abandonada cuando no resultare posible o conveniente disponer de la misma por los medios previstos en este capítulo.
La destrucción será obligatoria cuando se tratare de mercadería afectada a un prohibición de carácter no económico, salvo que mediare disposición especial en contrario.
Mercadería susceptible de demérito
Cuando la permanencia de una mercadería en depósito implicare peligro para su inalterabilidad o para la de la mercadería contigua, el servicio aduanero intimara al interesado para que se presente a retirarla dentro de un plazo que no podrá exceder de 10 días, a contar desde la fecha en que hubiere sido notificado de la intimación.
Cuando la mercadería se hallare afectada a un proceso o sumario, cualquiera fuere el estado o jurisdicción en que se encontraren las actuaciones, el administrador de la Aduana o quien ejerciere sus funciones podrá efectuar la intimación que debe ser comunicada de inmediato al juez o funcionario a cargo del sumario. En estos supuestos el retiro deberá efectuarse bajo el régimen de garantía.
En el supuesto en que la mercadería se hallare afectada a un proceso o sumario instruido por la presunta Comisión de un ilícito que estuviere reprimido con pena de comiso y cuya permanencia en depósito implicare peligro para su inalterabilidad o para la de la mercadería contigua o pudiere disminuir su valor, el administrador de la Aduana o quien ejerciere sus funciones podrá disponer su venta sin mediar intimación para su retiro, sin perjuicio de la notificación al interesado y comunicación al juez o funcionario que se hallare a cargo del sumario.
Cuando se desconociere el titular de la mercadería o el domicilio del mismo, el servicio aduanero efectuara la intimación mediante anuncios durante 3 días en el boletín de la repartición aduanera, indicándose el número, marca y envase u otras características suficientes para su individualización.
La administración Nacional de aduanas, por resolución fundada, podrá ordenar la destrucción de la mercadería cuando no resultare posible o conveniente la venta.
Importación de carácter no económico
Salvo disposición especial en contrario, cuando la mercadería afectada por una prohibición de carácter no económico se encontrare en depósito provisorio de importación o se sometiere o pretendiere someter a una destinación de importación, el servicio aduanero intimara al interesado para que la reexporte dentro de un plazo que no podrá exceder de 10 días, a contar desde la fecha en que hubiere sido notificado de la intimación. Si se desconociere el titular de la mercadería o su domicilio, la intimación se hará efectiva mediante aviso a publicarse por un día en el boletín de la repartición aduanera indicando el número, marca y envase u otras características suficientes para su individualización.
Transcurrido el plazo sin que el interesado reexportare la mercadería, se considerara que se ha hecho abandono de la misma a favor del Estado nacional y el servicio aduanero podrá disponer su inmediata destrucción o inutilización, salvo disposición especial en contrario.

3. Régimen de Garantía

El servicio aduanero tiene como una de sus funciones principales el resguardo de la renta fiscal, no obstante debe prever una forma de preservar los intereses de los contribuyentes teniendo en cuenta que está brindando un servicio al comercio internacional de la Nación.
Para agilizar el libramiento de las mercaderías que realizan operaciones aduaneras, asegurando los intereses del fisco, se establece la constitución de fianzas a favor de la Dirección General de Aduanas en un sinnúmero de situaciones que pueden presentarse durante las transacciones comerciales desde y hacia el exterior.
De tal modo el Código Aduanero norma un régimen sumamente útil para los operadores de comercio exterior, abarcando los diferentes conflictos que podrían demorar el libramiento de la mercadería.
La Ley permite la constitución de garantías para las siguientes situaciones:

a) Libramiento de mercadería de importación o exportación que reconozca o este sujeta a una eventual diferencia tributaria. Para el caso, debe abonarse la liquidación estimada y conformada en la declaración comprometida y, por la determinación en conflicto, garantizar hasta la suma mayor que pudiera aplicarse, según la estimación del servicio aduanero.

b) Libramiento de mercadería con espera en el pago de tributos, en relación con los conceptos que se han autorizado abonar en un determinado plazo; exige que tanto el importe por el tributo, como también los intereses y accesorios puedan garantizarse.

c) Libramiento de mercadería sometida al régimen de admisión temporaria, a fin de resguardar los eventuales tributos con que pudieran gravarse esas mercaderías en caso de una destinación definitiva para consumo. También establece el dispositivo que, en la hipótesis de tratarse de una mercadería afectada a una prohibición, el importe del afianzamiento debe cubrir el valor en aduana de las mercaderías amparadas por la operación temporaria. En atención a que el régimen de importación temporaria dispone la obligación de exportar los bienes introducidos bajo el amparo de aquella destinación suspensiva, la ley garantiza cualquier incumplimiento merced a la garantía otorgada.

d) Libramiento de mercaderías sometidas al régimen de exportación temporaria, a fin de resguardar los posibles tributos con los que pudieren gravarse esos elementos en caso de una exportación definitiva para consumo. Asimismo, en la hipótesis anterior, o de tratarse de mercadería afectada por una prohibición, el importe de la garantía debe cubrir el valor en aduana de las mercaderías amparadas por la operación temporaria, ello, habida cuenta de la obligación de que retornen al territorio aduanero.

e) Libramiento de mercadería de importación sujeta al cumplimiento de una obligación como condición de una franquicia o beneficio.

f) Libramiento de mercadería, en virtud de la cual se hubiera permitido el registro de la destinación aduanera, sin que se acompañe la documentación complementaria. La fianza debe cubrir la eventual multa automática prevista en caso de no presentar la documentación faltante en los plazos establecidos.

g) Libramiento de mercadería sujeta a la aplicación de derechos antidumping o compensatorios. La autoridad de aplicación del régimen respectivo es quien dispone el importe a afianzar, a los fines de resguardar la eventual imposición tributaria.

h) Libramiento de mercaderías cuyo despacho esté definido como consecuencia de la instrucción de un sumario por la presunta comisión de un ilícito aduanero que puede dar lugar a la aplicación de una sanción de multa. En el supuesto de importación, el importe a garantizar debe cubrir el valor en aduana de la mercadería, salvo que el importe de multa a aplicar resultase menor, en tal caso, se prevé el afianzamiento de este último monto. Si la destinación solicitada está gravada con algún tributo, debe pagarse o garantizarse dicho importe. En el supuesto de exportación, la fianza debe resguardar el importe equivalente al valor en plaza del bien, descontado el pago de los tributos que debiere efectuarse en efectivo. Cuando el máximo de la multa eventualmente aplicable, adicionada a la diferencia de tributos que pudiera resultar exigible, es un importe inferior, basta con afianzar el de la multa, y, además, pagar y garantizar los importes por la diferencia tributaria que pudiera existir.

i) Libre disponibilidad de mercadería objeto de una medida cautelar recaída en un sumario instruido por la presunta comisión de un ilícito aduanero que pueda dar lugar a una sanción de multa, dispuesta luego del libramiento. El importe a garantizar debe ser el valor en plaza de la mercadería, salvo que el máximo de la multa que eventualmente pudiera corresponder, adicionado a la diferencia de los tributos pertinentes, fuera un importe inferior, en cuyo caso corresponde este último.

j) La autorización de operaciones de tránsito de importación exige que se garantice el importe eventual de los tributos con que estuviera gravada la importación para consumo. En la hipótesis que la mercadería estuviera afectada por una prohibición, la fianza requerida debe cubrir el valor en plaza de la mercadería.

k) La percepción anticipada del “drawback” puede permitirse siempre que se constituya una garantía a favor del Estado Nacional por el importe en cuestión, con más un 10 % para cubrir posibles sanciones y accesorios.

l) El cobro anticipado de reintegros y reembolsos puede efectuarse siempre que se otorgue una fianza a favor del Estado Nacional por el importe percibido, con más un 10 % para cubrir sanciones y accesorios.

m) Las habilitaciones de ámbitos para el funcionamiento de depósitos aduaneros deben garantizar los montos que las reglamentaciones de la Dirección General de Aduanas dispongan. Ello debe resguardar el cumplimiento de las eventuales responsabilidades tributarias por las mercaderías que guardan, así como por las responsabilidades penales del depositario o de aquel por quien éste deba responder, según el caso.

Las garantías podrán referirse a una sola operación o bien a varias. El servicio aduanero será quien fije el tipo e importe de la garantía global que puede ser utilizada por cada una de las aduanas intervinientes, corresponde a las aduanas afectar la garantía global que se acompaña en proporción al importe de cada operación individual, y resulta que la parte de la garantía global liberada por cancelación de cada operación aduanera se reincorpora en forma automática en la garantía global.
Siempre que el importe y la solvencia de la garantía fueren considerados satisfactorios por el servicio aduanero, los operadores podrán optar por alguna de las siguientes garantías:

• Depósito de dinero en efectivo

• Depósito de títulos de la deuda pública

• Garantía bancaria

• Seguro de garantía

• Garantía real, en primer grado de privilegio, únicamente para asegurar el pago de los importes comprendidos en una espera o facilidad de pago de las autorizaciones del Código de Aduana.

• Afectación expresa de la coparticipación federal en el producido de impuestos nacionales, cuando se tratare de operaciones efectuadas o a efectuarse por entes o dependencias centralizadas o descentralizadas de la Nación.

• Aval del Tesoro Nacional, cuando se tratare de operaciones efectuadas o a efectuarse por entes o dependencias centralizadas o descentralizadas de la Nación.

• Las demás que sean autorizadas por la reglamentación para los supuestos y en las condiciones que se establezcan.

Se veda el uso del régimen de garantías para el libramiento de mercaderías, si pudiera afectar la decisión aduanera o la consideración de un recurso deducido contra la misma.
Se trata de mercaderías sujetas a procesos sumariales por presunta comisión de ilícitos reprimido con pena de decomiso.
4. Prohibiciones a la importación y a la exportación
Clase de prohibiciones
Ls prohibiciones a la importación y a la exportación se distinguen:
a) según su finalidad preponderante, en económicas o no económicas;
b) según su alcance, en absolutas o relativas.
Son económicas las prohibiciones establecidas con cualquiera de los siguientes fines:
a) asegurar a adecuado ingreso para el trabajo nacional o combatir la desocupación;
b) ejecutar la política monetaria, cambiaria o del Comercio exterior;
c) promover, proteger o conservar las actividades nacionales productivas de bienes o servicios, así como dichos bienes y servicios, los recursos naturales o vegetales;
D) estabilizar los precios internos a niveles convenientes o mantener un volumen de oferta adecuado a las necesidades de abastecimiento del mercado interno;
e) atender las necesidades de las fianzas públicas;
f) proteger los derechos de la propiedad intelectual, industrial o comercial;
g) resguardar la buena fe comercial, a fin de impedir las prácticas que pudieren inducir a error a los consumidores.
Son no económicas las prohibiciones establecidas por cualquiera de las razones siguientes:
a) Afirmación de la soberanía nacional o defensa de las instituciones políticas del estado;
b) Política internacional;
c) Seguridad pública o defensa nacional;
d) Moral pública y buenas costumbres;
e) Salud pública, política alimentaria o sanidad animal o vegetal;
f) Protección del patrimonio artístico, histórico, arqueológico o científico;
g) Conservación de las especies animales o vegetales.
h) Preservación del ambiente, conservación de los recursos naturales y prevención de la contaminación.
Son absolutas las prohibiciones que impiden a todas las personas la importación o la exportación de mercadería determinada.
Son relativas las prohibiciones a la importación o a la exportación cuando prevé excepciones a favor de una o varias personas.
Ambito de aplicación de prohibiciones
Las prohibiciones de carácter económico sólo rigen para la importación y la exportación para consumo, salvo disposición especial que determinare que se aplicaran, además o en lugar de éstas, a otras destinaciones aduaneras.
Las prohibiciones a la importación y a la exportación entraran en vigencia a partir del día siguiente al de la publicación oficial de la norma respectiva, excepto cuando:
a) la norma que la estableciere determinare una fecha posterior;
b) la norma que estableciere una prohibición de carácter no económico dispusiere expresamente que el momento de su entrada en vigencia es el de la fecha de su dictado.
Cuando se tratare de importación, las prohibiciones de carácter económico no alcanzan a la mercadería que se encontrare, a la fecha de entrar en vigencia la medida, en alguna de las siguientes situaciones:
a) expedida con destino final al territorio aduanero por tierra, agua o aire y cargada en el respectivo medio de transporte;
b) en zona primaria aduanera, por haber arribado con anterioridad al territorio aduanero.
El beneficio caducara si no se registrare la solicitud de importación para consumo dentro del plazo que fijare la reglamentación, el que no podrá exceder de 90 días contados desde la entrada en vigor de la medida.
Modalidades de prohibiciones relativas
La importación o la exportación a una prohibición puede ser autorizada bajo la condición del cumplimiento de determinadas obligaciones.
Salvo disposición especial en contrario, la propiedad, posesión, tenencia o uso de la mercadería beneficiada con la excepción a una prohibición de importación no puede ser objeto de transferencia cuando ésta implicare una violación a la condición establecida a los fines que fundamentaron el beneficio.
No obstante, cuando existieren motivos fundados, el interesado podrá solicitar autorización para efectuar dicha trasferencia y la administración Nacional de aduanas podrá concederla, previa consulta, si correspondiere, a los organismos que debieren intervenir por la índole de la operación o la especie de la mercadería. En tal caso, el nuevo responsable será considerado, a todos los efectos, como si se tratare del originario.
El incumplimiento de las obligaciones impuestas como condición, dará lugar a la aplicación de las sanciones previstas al efecto en este código así como a las consecuencias contempladas en la norma que hubiere establecido la excepción y en la reglamentación.
Cuando no se hubiere establecido plazo de extinción, la obligación impuesta como condición se extingue a los 5 años, a contar del primero de enero del año siguiente a aquel en que hubiera tenido lugar el libramiento.
Facultades para establecer y suprimir prohibiciones
El Poder Ejecutivo podrá establecer prohibiciones de carácter no económico a la importación o a la exportación de determinada mercadería con el objeto de cumplir alguna de las finalidades:

a) Afirmación de la soberanía nacional o defensa de las instituciones políticas del estado;
b) Política internacional;
c) Seguridad pública o defensa nacional;
d) Moral pública y buenas costumbres;
e) Salud pública, política alimentaria o sanidad animal o vegetal;
f) Protección del patrimonio artístico, histórico, arqueológico o científico;
g) Conservación de las especies animales o vegetales.
h) Preservación del ambiente, conservación de los recursos naturales y prevención de la contaminación

El Poder Ejecutivo podrá establecer prohibiciones de carácter económico a la importación o a la exportación de determinada mercadería, en forma transitoria, con el objeto de cumplir alguna de las finalidades:
a) asegurar a adecuado ingreso para el trabajo nacional o combatir la desocupación;
b) ejecutar la política monetaria, cambiaria o del Comercio exterior;
c) promover, proteger o conservar las actividades nacionales productivas de bienes o servicios, así como dichos bienes y servicios, los recursos naturales o vegetales;
D) estabilizar los precios internos a niveles convenientes o mantener un volumen de oferta adecuado a las necesidades de abastecimiento del mercado interno;
e) atender las necesidades de las fianzas públicas;
f) proteger los derechos de la propiedad intelectual, industrial o comercial;
g) resguardar la buena fe comercial, a fin de impedir las prácticas que pudieren inducir a error a los consumidores.

cuando tales finalidades no pudieren cumplirse adecuadamente mediante el ejercicio de las facultades otorgadas para establecer o aumentar los tributos que gravaren las respectivas destinaciones.
5. Reciprocidad de tratamiento-Retorsión
Cuando un país aplicare un tratamiento discriminatorio perjudicial a la importación de mercadería originaria o procedente del territorio aduanero argentino o que arribare a aquel en un medio de transporte de matrícula o de pabellón argentinos, el Poder Ejecutivo podrá adoptar las medidas previstas en este capítulo cuando se tratare de la importación de mercadería originaria o procedente de dicho país o que arribare en un medio de transporte de matrícula o de pabellón del mismo.
En materia tributaria aduanera, el Poder Ejecutivo podrá:
a) aumentar la alícuota del derecho de importación ad valorem hasta el 600 %;
b) aumentar hasta el quíntuplo de derecho de importación específico y el impuesto de equiparación de precios. No obstante, cuando éste aumento resultare insuficiente, a juicio del mismo, podrá establecer un derecho de importación ad valorem de hasta 600 %.
Unidad 6: Regímenes especiales
1. Regimen de los medios de transporte

Los medios de transporte extranjeros que con el objeto de transportar pasajeros o mercadería arribaren por sus propios medios al territorio aduanero y que con esa finalidad debieren permanecer en el mismo sin modificar su estado y en forma transitoria, quedan sometidos al régimen de importación temporaria sin necesidad de solicitud ni otorgamiento de garantía alguna.
Los medios de transporte nacionales que con el objeto de transportar pasajeros o mercadería salieren por sus propios medios del territorio aduanero y que con esa finalidad debieren permanecer fuera del mismo sin modificar su estado y en forma transitoria, quedan sometidos al régimen de exportación temporaria sin necesidad de solicitud ni otorgamiento de garantía alguna.
El Poder Ejecutivo podrá establecer los plazos máximos durante los cuales los medios de transporte podrán permanecer en el territorio aduanero o fuera del mismo.
Cuando los medios de transporte a que se refiere este capítulo debieren ser objeto de trabajos de reparación, de transformación o de cualquier otro perfeccionamiento o beneficio, las respectivas operaciones quedan sometidas a los regímenes aduaneros que en cada caso resultaren aplicables.
Las disposiciones de este capítulo, no se aplican a los medios de transporte de uso particular.
Operaciones aduaneras transporte de guerra

Los medios de transporte de Guerra, seguridad o policía podrán hacer, en las condiciones previstas en este capítulo, las operaciones aduaneras de carga, descarga y transbordo referentes a pertrechos de Guerra, rancho, provisiones de a bordo y suministros, siempre que dichas operaciones fueren acordes con el carácter de servicio de poder público a que se hallaren afectados los aludidos medios de transporte.
2 cuando el medio de transporte de Guerra, seguridad o policía fuere extranjero, la aplicación de las disposiciones del presente capítulo estarán sujetas a reciprocidad de tratamiento, sin perjuicio de la intervención de la autoridad militar.
La carga y descarga de pertrechos de Guerra podrán realizarse sin necesidad de permiso ni requisito aduanero alguno.
El transbordo podrá realizarse sin necesidad de permiso ni requisito aduanero alguno, siempre que se efectuare entre medios de transporte de Guerra, seguridad o policía afectados al servicio del poder público.
Cuando el medio de transporte de Guerra, seguridad o policía fuere extranjero deberá mediar comunicación al servicio aduanero, con carácter previo a la carga, descarga o transbordo.
Cuando el medio de transporte de Guerra, seguridad o policía transbordase mercadería de rancho, provisiones de a bordo o suministros de otro medio de transporte que no revistiere tal carácter y que fuere de distinta nacionalidad, dicha operación:
a) será considerada como se tratare de importación para consumo cuando se refiriese a mercadería que careciere de libre circulación en el territorio aduanero. En este supuesto, el responsable del medio de transporte del que se transbordare la mercadería estará sujeto a las pertinentes obligaciones tributarias;
b) no se hallara sujeta al pago de derechos de exportación.
Se entiende por medios de transporte de Guerra, seguridad o policía todo tipo de buques, aeronaves o vehículos terrestres afectados al servicio de la fuerzas Armadas, de seguridad o de policía, con prescindencia de su afectación o no como transporte de carga.
2. Régimen de contenedores
Se considerará contenedor a un elemento de equipo de transporte que:
a) Constituya un compartimiento, total o parcialmente cerrado, destinado a contener y transportar mercaderías;
b) Haya sido fabricado según las exigencias técnico-constructivas, de conformidad con las normas IRAM o recomendaciones COPANT o ISO u otras similares;
c) Este construido en forma tal que por su por su resistencia y fortaleza pueda soportar una utilización repetida;
d) Pueda ser llenado y vaciado con facilidad y seguridad;
e) Esté provisto de dispositivos (accesorios) que permitan su sujeción o fijación y su manipuleo rápido y seguro en la carga, descarga y trasbordo de uno a otro modo de transporte;
f) Sea identificable por medio de marcas y números grabados con material indeleble, que sean fácilmente visualizables.

La introducción, desplazamiento y extracción de contenedores del territorio aduanero general, el territorio aduanero especial, zonas francas y otros ámbitos geográficos en los que se aplique la legislación aduanera argentina, se realizará bajo responsabilidad de un agente de transporte aduanero, según los requisitos que establezca la reglamentación.
La Administración nacional de Aduanas reglamentará la utilización de los contenedores, preservando la rapidez y economía del desplazamiento de estos equipos de transporte, la seguridad de la carga y el respeto de los acuerdos internacionales sobre la materia.

Régimen de equipaje
Constituyen equipaje los efectos nuevos o usados que un viajero, en consideración a las circunstancias de su viaje, pudiere razonablemente utilizar para su uso o consumo personal o bien para ser obsequiados, siempre que por la cantidad, calidad, variedad y valor no permitieren presumir que se importan o exportan con fines comerciales o industriales.

El equipaje puede ser conducido por el propio viajero o bien ser remitido antes o después del ingreso o egreso de este.
La reglamentación establecerá los plazos dentro de los cuales el equipaje no acompañado deberá arribar o salir, según el caso, al o del territorio aduanero.
Los efectos que constituyen equipaje no acompañado que arribaren o salieren, según el caso, una vez vencidos los plazos establecidos a ese fin no gozaran de la exención de tributos.
Si el viajero, al ingreso o egreso del territorio aduanero, condujere efectos cuya importación o exportación, según el caso, no se hallare exenta del pago de tributos, deberá declararlo al servicio aduanero.
El servicio aduanero podrá exigir del viajero que ingrese o egrese del territorio aduanero, con carácter previo a su eventual revisación, que la declaración referente a los efectos que condujere o remitiere bajo el régimen de equipaje se sujete a determinadas formalidades.

El servicio aduanero, puede verificar el equipaje de los viajeros y proceder al Registro personal de los mismos. El control sobre las personas se ejercitara, salvo supuestos excepcionales, sobre una base selectiva o por sondeo.
No obstante lo previsto en el apartado 1, se procederá al Registro personal de los viajeros cuando se presumiere la configuración de algún ilícito.

Rancho, provisiones de a bordo y suministros

Las disposiciones serán de aplicación al rancho, provisiones de a bordo y suministros de los medios de transporte nacionales o extranjeros que con el objeto de transportar pasajeros o mercadería o cumplir con su función específica, arribaren o salieren por su propios medios al o del territorio aduanero.
Constituyen rancho, provisiones de a bordo y suministros del medio de transporte el combustible, los repuestos, los aparejos, los utensilios, los comestibles y la demás mercadería que se encontrare a bordo del mismo para su propio consumo y para el de su tripulación y pasaje.
El consumo de mercadería, que constituyere rancho, provisiones de abordo o suministros en un medio de transporte que procediere del exterior y se hallare en el territorio aduanero, dentro de las cantidades autorizadas por el servicio aduanero, no se halla sujeto al pago de los tributos que gravaren la importación para consumo, así como tampoco le son aplicables las prohibiciones de carácter económico.
La persona a cuyo cargo se hallare el medio de transporte no puede dar a la mercadería que constituyere rancho, provisiones de a bordo o suministros otro destino que el de consumo a bordo.
El servicio aduanero, a pedido del interesado, podrá autorizar su importación para consumo previo cumplimiento de los recaudos que fueren de aplicación siempre que tal destinación no se hallare sujeta a una prohibición.
La solicitud para cargar mercadería con destino a rancho, provisiones de abordo o suministros en un medio de transporte, nacional o extranjero, que debiere salir del territorio aduanero, debe formalizarse ante el servicio aduanero mediante declaración escrita. No obstante, la reglamentación podrá exceptuar de lo dispuesto en este artículo al rancho, provisiones de a bordo o suministros del medio de transporte que hiciere transporte de removido.
Cuando en un medio de transporte, nacional o extranjero, que debiere salir del territorio aduanero se cargare mercadería que tuviere libre circulación en el territorio aduanero con destino a rancho, provisiones de a bordo o suministros, se considera dicha carga como si se tratare de una exportación para consumo, exenta del pago de los tributos que la gravaren, salvo disposición en contrario del Poder ejecutivo.
La carga en un medio de transporte, nacional o extranjero, de mercadería que careciere de libre circulación en el territorio aduanero con destino a rancho, provisiones de a bordo o suministros procedente de depósito sometido a control aduanero, se considera como se tratare de importación para consumo y se halla sujeta al correspondiente pago de tributos.
Excepciones:
a) la carga de combustibles líquidos y lubricantes y que se hallaren almacenados en depósitos especiales habilitados a ese efecto, con destino al rancho de los buques extranjeros o nacionales afectados a la navegación internacional, está exenta del pago de los tributos que gravaren la importación para consumo, con excepción de los que constituyeren tasas, siempre que, en el caso de buques extranjeros, estos fueren de bandera de países cuyas normas en vigor admitiesen en sus puertos un tratamiento similar para el abastecimiento de los buques de bandera Nacional. En los supuestos previstos en éste inciso no será de aplicación la autorización
b) el Poder Ejecutivo podrá eximir del pago de los tributos que gravaren la importación para consumo a los repuestos y accesorios necesarios para reparar los medios de transporte extranjeros que permanecieren en forma transitoria en el territorio aduanero con el objeto de permitir el retorno por sus propios medios.
A solicitud del explotador de la aeronave autorizado para operar en transporte aéreo internacional o de sus agentes, el servicio aduanero podrá habilitar en los aeropuertos correspondientes, depósitos especiales para el almacenamiento de repuestos y demás elementos que determinare la reglamentación para la respectiva línea aérea, los que podrán ser extraídos de las aeronaves o conducidos a las mismas sin más requisitos que los establecidos para el ejercicio del control aduanero.
Régimen de pacotilla
Constituyen pacotilla los efectos nuevos o usados que un tripulante de un medio de transporte, en consideración a las circunstancias de su viaje, pudiere razonablemente utilizar para su uso o consumo personal o bien para ser obsequiados, siempre que la cantidad, calidad, variedad y valor no permitieren presumir que se importan o exportan con fines comerciales o industriales.
El consumo de mercadería que constituyere pacotilla a bordo de un medio de transporte, que se hallare en el territorio aduanero no esta sujeto al pago de los tributos que gravaren la importación para consumo, así como tampoco le son aplicables las prohibiciones de carácter económico.
El servicio aduanero exigirá de cada tripulante que embarcare o desembarcare del medio de transporte, con carácter previo a su eventual revisación, una declaración referente a los efectos que condujere bajo el régimen de la pacotilla.
El servicio aduanero, en el ejercicio del control que este código le otorga sobre las personas y la mercadería, puede verificar la pacotilla de los tripulantes y proceder al Registro personal de los mismos.
La propiedad, posesión o tenencia de los efectos nuevos o bien con un uso tal que permitiere considerarlos nuevos y que hubieren sido importados en virtud del régimen previsto en este capítulo sin el pago de derechos de importación no pueden ser objeto de trasferencia a título oneroso durante el plazo que fijare la reglamentación, el que no podrá exceder de 2 años.
Régimen de franquicias diplomáticas
Quedan comprendidas en éste régimen las importaciones y las exportaciones que efectuaren:
a) las Misiones diplomáticas y consulares extranjeras;
b) las representaciones permanentes de los organismos internacionales de los que la Nación fuere miembro;
c) las representaciones de los organismos especializados con los cuales la Nación hubiera celebrado convenciones internacionales ratificadas;
d) los agentes diplomáticos y consulares extranjeros;
e) los funcionarios y expertos de los organismos mencionados en los incs.
b y c de este artículo;
f) el personal administrativo de las Misiones mencionadas en los incs. D y e de este artículo siempre que convivieren con ellas;
g) los familiares de las personas mencionadas en los incs. D y E de este artículo, siempre que convivieren con ellas.

Las importaciones y exportaciones están exentas del pago de los tributos a la importación y a la exportación cuando:
a) se tratare de bienes para el uso estrictamente oficial o personal de los beneficiarios; y b) existiere reciprocidad, en el sentido de que las Misiones diplomáticas y consulares argentinas en el exterior, así como sus integrantes, gozaren de beneficios no inferiores a los previstos en este capítulo.
Exclúyese de la exención el pago por servicios extraordinarios fuera del horario y lugar oficiales, y por almacenaje, eslingaje, acarreo, guinche y demás servicios análogos.
Los funcionarios del servicio exterior de la Nación podrán:
a) importar con exención de los tributos que gravaren la importación para consumo los bienes para su uso o consumo personal de los miembros de su familia y personal de servicio y los que constituyeren el ajuar de su vivienda en el exterior, cuando fueren trasladados de retorno, dentro del plazo que se fijare a ese fin. Los bienes a que se refiere este inciso deben haber sido adquiridos para ser usados durante su permanencia en el exterior. Exclúyese de la exención prevista en éste inciso el pago por servicios y extraordinarios fuera del horario y lugar oficiales, y por almacenaje, eslingaje, acarreo, guinche y demás servicios análogos;
b) exportar con exención de los tributos que gravaren la exportación para consumo, excluido la tasa por servicios extraordinarios, los efectos para su uso o consumo personal de los miembros de su familia y personal de servicio y los que constituyeren el ajuar de su vivienda, en ocasión de su traslado al exterior.
Los funcionarios de la Nación designados por el Poder Ejecutivo para cumplir Misiones oficiales de carácter permanente o transitorio en el exterior, en éste último supuesto por un plazo no inferior a 12 meses, gozaran de las mismas franquicias.
El equipaje de estas personas puede ser conducido por ellas mismas o bien ser remitido antes o después del ingreso o egreso de éstas.
La reglamentación establecerá los plazos dentro de los cuales el equipaje no acompañado deberá arribar o salir, según el caso, al o del territorio aduanero.

Los beneficiarios comprendidos en los incs. d, e y g, que no fueran de nacionalidad Argentina, están exceptuados de la inspección aduanera de su equipaje personal acompañado o no acompañado siempre que, en éste último caso, el equipaje no acompañado arribare o saliere del territorio aduanero dentro del plazo que autorizare la reglamentación.
No obstante, el servicio aduanero podrá efectuar dicha inspección cuando existieren razones fundadas que permitieren presumir la configuración de algún ilícito, con sujeción a las formalidades que determinare la reglamentación.
La valija diplomática o consular sólo podrá contener los documentos oficiales diplomáticos o consulares u objetos de estricto uso oficial.
La valija diplomática o consular no podrá ser abierta o retenida por el servicio aduanero salvo cuando existieren razones fundadas que permitieren presumir la configuración de algún ilícito, con sujeción a las formalidades que determinare la reglamentación.

La propiedad, posesión o tenencia de los efectos nuevos o bien con un uso tal que permitiere considerarlos nuevos y que hubieren sido importados en virtud del régimen previsto en este capítulo sin el pago de derechos de importación, no pueden ser objeto de trasferencia a título oneroso durante el plazo que fijare la reglamentación, el que no podrá ser inferior a 2 años ni superior a 5.
No obstante, cuando la mercadería constituyere un automotor, ya fuere nuevo o usado, la trasferencia de la propiedad, posesión o tenencia, no podrá efectuarse aun a título gratuito durante dicho plazo, salvo autorización previa efectuada en las condiciones que determinare la reglamentación.
Los funcionarios de las Misiones y representaciones extranjeras así como los miembros de los correspondientes núcleos familiares comprendidos gozaran de inmunidad de jurisdicción exclusivamente para los supuestos de delitos aduaneros, salvo renuncia hábil de dicha inmunidad por parte del estado acreditante, sin perjuicio de lo dispuesto en convenciones internacionales.

1 los miembros del personal de servicio de las Misiones o representaciones beneficiarias de franquicias diplomáticas gozan de inmunidad de jurisdicción para los supuestos de delitos aduaneros únicamente cuando:
a) fueren de nacionalidad extranjera;
b) no tuvieren residencia permanente en el país;
c) se tratare de actos realizados en el estricto desempeño de sus funciones.
2 salvo el supuesto previsto en el apartado 1, las penas privativas de la libertad e inhabilitaciones personales que establece la legislación aduanera resultaran aplicables al mencionado personal de servicio sin necesidad de renuncia o autorización alguna.
El personal de servicio particular de los miembros de las Misiones o representaciones beneficiarias de franquicia diplomática no gozan de inmunidad de jurisdicción en materia aduanera en ningún supuesto.
Régimen de envíos postales
Constituyen envíos postales, a los fines aduaneros, los efectuados con intervención de las administraciones de correos del país remitente y del país receptor, conforme a lo previsto en las convenciones internacionales ratificadas por la Nación y a lo que dispusiere la reglamentación.
El Poder Ejecutivo podrá, por motivos fundados, restringir la aplicación del régimen con relación a determinada mercadería.
La vía postal podrá ser utilizada para la importación o la exportación de mercadería, tuvieren o no finalidad comercial.
Los envíos postales con fines comerciales están sujetos a las normas generales de la legislación aduanera relativas a la importación y a la exportación de mercadería.
Serán consideradas importaciones o exportaciones sin finalidad comercial aquellas que tuvieren carácter ocasional y en las que, por la cantidad, calidad, variedad y valor de la mercadería, pudiere presumirse que son para uso o consumo personal del destinatario o de su familia.
Cuando se tratare de importación por vía postal, los plazos para efectuar la declaración de la mercadería, si mediare fin comercial, así como los plazos para la presentación del interesado, si no mediare fin comercial, se computaran a partir de la fecha de la recepción por el destinatario del pertinente aviso de correo.

Régimen de Muestras

Para el presente régimen, el Código Aduanero define “muestra” como los objetos representativos de una categoría determinada de mercadería ya producida, que este destinada exclusivamente a exhibiciones o demostraciones para concretar operaciones comerciales con dichos elementos, y los objetos que sean modelos de aquellos cuya producción se proyecta, siempre que en ambos supuestos la cantidad no exceda lo que sea usual para estos fines.
La normativa discrimina entre muestras que poseen valor comercial y las que no lo tienen. Las primeras son aquellas que mantienen su condición intacta, pero que por razones de concurrencia de factores extrínsecos, comprobables, no serán comercializadas, sino utilizadas tan solo para demostración o prueba. Las segundas son aquellas inutilizadas físicamente y las constituidas por piezas sueltas que no admiten posibilidad alguna de comercialización o recupero.
En ambos casos las mercaderías importadas o exportadas bajo el régimen de muestras están exentas del pago de tributos en las destinaciones definitivas de consumo.
Asimismo para gozar del beneficio el importe de la mercadería no debe exceder los valores mínimos dispuestos por la reglamentación, y por su cantidad, modo de presentación, o demás características no pueden ser utilizadas para una finalidad distinta de la establecida por el sistema.
La aduana tiene la facultad de exigir la inutilización de las mercaderías a importar o exportar por este sistema, en caso que el interesado tuviere la intención de introducir o externar esos bienes con exención impositiva. A tal fin, pueden colocarse marcas indelebles, corte, perforaciones y/o cualquier otro indicativo de su condición de muestra.

Las mercaderías introducidas al territorio aduanera bajo el régimen de muestras no podrán ser transferidas a título oneroso por un plazo de 18 meses contados a partir de la fecha de introducción de las mercaderías a plaza.
Reimportación de mercadería exportada para consumo
La reimportación de mercadería que previamente hubiere sido exportada para consumo está exenta de todo tributo que fuere exigible con motivo de la importación siempre que, al momento de la previa exportación, la mercadería se hubiere encontrado en libre circulación en el territorio aduanero y se cumplieren las condiciones exigidas en este capítulo.
La exención no comprende a las tasas retributivas de servicios, sin perjuicio de lo cual el Poder ejecutivo se encuentra facultado para otorgarla.
La exención de tributos queda sujeta a las siguientes condiciones:
a) que el servicio aduanero compruebe, a su satisfacción, que la mercadería reimportada es la misma que previamente se hubiere exportado para consumo;
b) que el servicio aduanero compruebe, a su satisfacción, que la mercadería reimportada se encontraba en libre circulación en el territorio aduanero, al tiempo de su exportación;
c) que, al reimportarse, la mercadería se presentare al servicio aduanero en el mismo estado en que se hallaba cuando fue exportada. Con sujeción a lo que dispusiere la reglamentación, no será óbice para considerar cumplida esta condición el hecho de que, durante su permanencia en el exterior, hubiera sido utilizada, deteriorada o hubiere sido sometida a un tratamiento necesario para su conservación o a una reparación de menor cuantía con fines de mantenimiento;
D) que la mercadería se importare por la misma persona que la hubiere exportado;
e) que la reimportación se produjere dentro del plazo que hubiere fijado la reglamentación, el que no podrá exceder de 5 años, a contar desde la fecha en la que se hubiera librado la mercadería para su exportación;
f) que se reintegraren al servicio aduanero los importes percibidos en concepto de estímulos a la exportación como así también que se restituyeren a los demás organismos, según correspondiere, los otros beneficios que hubieren sido otorgados con motivo de la exportación, en la forma que fijare la reglamentación. Tales importes deberán ser actualizados de acuerdo a la variación que hubiere experimentado el índice de precios al por mayor, nivel general, elaborado por el Instituto Nacional de estadística y censos o por el organismo oficial que cumpliere sus funciones, desde el mes en que se hubiere percibido el beneficio hasta el penúltimo mes anterior a aquel en que se produjere el reintegro;
g) que se pagaren los tributos interiores en los supuestos en que hubiera mediado su exención en virtud de la previa exportación para consumo de la mercadería, cuando fueren exigibles conforme a la legislación respectiva;
h) que la solicitud de exención se formulare juntamente con la solicitud de destinación de importación para consumo de la mercadería y se acreditare el cumplimiento de los requisitos establecidos.
Importación o de exportación para compensar envíos
Cuando en virtud de una obligación de garantía, la importación o la exportación de determinada mercadería tuviere por fin sustituir a otra idéntica o similar con deficiencias de material o de fabricación, dichas destinaciones están exentas del pago de los tributos que las gravaren, de la correspondiente negociación de divisas y de la aplicación de las prohibiciones de carácter económico, siempre que se cumplieren las condiciones que determinare la reglamentación.
La importación o la exportación efectuada con motivo de la devolución de la mercadería sustituida se hallara igualmente exenta del pago de los tributos que las gravaren, de la correspondiente negociación de divisas y de la aplicación de las prohibiciones de carácter económico, siempre que se cumplieren las condiciones que determinare la reglamentación.
La exención no comprende a las tasas retributivas de servicios, sin perjuicio de lo cual el Poder ejecutivo se encuentra facultado para otorgarla.
Régimen de tráfico fronterizo
El Poder Ejecutivo podrá establecer u n régimen especial de importación y exportación para los pobladores de países limítrofes o del territorio nacional, que residan en la respectiva zona de frontera, adaptado a sus necesidades y a las distintas coyunturas económicas.
El régimen que se estableciere debe excluir la posibilidad de su utilización con fines comerciales o industriales.
Facultase al Poder Ejecutivo para que, de conformidad con el régimen previsto en este capítulo, exima, total o parcialmente, de la aplicación de ciertas prohibiciones de carácter económico y de los tributos que gravaren la importación para consumo o la exportación para consumo de la mercadería comprendida en el mismo.
Régimen de envíos de asistencia y salvamento
La exportación para consumo de mercadería que se enviare como ayuda a lugares afectados por una catástrofe está exenta del pago de los tributos que la gravaren, como así también de la aplicación de prohibiciones de carácter económico.
La importación para consumo de los productos alimenticios, los medicamentos y de la demás mercadería de primera necesidad que se recibiere como ayuda para zonas del territorio aduanero afectadas por una catástrofe está exenta del pago de los tributos que la gravaren, como así también de la aplicación de prohibiciones de carácter económico, siempre que:
a) el importador fuere la Nación, una provincia, una municipalidad o un ente descentralizado de las mismas, o bien una entidad de beneficencia con personería jurídica que realizare dichas tareas;
b) la mercadería de que se tratare estuviere destinada a ser distribuida gratuitamente entre las víctimas de la catástrofe.
La propiedad, posesión o tenencia de la mercadería que hubiere sido importada en virtud del régimen previsto en este capítulo no puede ser objeto de transferencia en condiciones que impliquen una transgresión a las finalidades de las franquicias, durante el plazo que fijare la reglamentación, el que no podrá exceder de 2 años.